4 razones para comer almendras en verano

 Las almendras son muy versátiles para integrarlas a un plan de alimentación habitual…si los gustos son dulces, puedes incluirlas en postres como panqués, gelatinas, arroz con leche o agregarlas al yogurt con fruta o a los licuados. Si tus gustos son más salados, pueden aumentar lo nutritivo de una ensalada, acompañar un sándwich o comerse solas como un snack saludable. Así que ¡a disfrutar del verano!